Una historia clínica centrada en el paciente y basada en problemas es clave para alcanzar la interoperabilidad en los sistemas de información en salud. Utilizar un lenguaje común, es fundamental.

Argentina ha adoptado desde 2018 el estándar SNOMED CT como el vocabulario global para aplicaciones sanitarias, que permite estructurar, registrar, compartir y analizar información en salud. De esta manera se convirtió en el país número 31 en incorporarlo - entre los que también se encuentran Chile, Uruguay, España y Estados Unidos - y disponibilizarlo de forma gratuita en todo el territorio (ver más).

Esta terminología se utiliza en sistemas de historia clínica electrónica, de prescripción electrónica, laboratorios, encuestas sanitarias, registros de enfermedades y otros, con el objetivo de capturar de manera precisa y unívoca referencias a conceptos clínicos. Este nivel de detalle permite lograr una atención médica más segura y un sistema de salud que cuenta con información confiable y actualizada para la vigilancia y la toma de decisiones.

Se incluyen más de 330.000 conceptos clínicos, divididos en jerarquías temáticas con síntomas, diagnósticos, antecedentes familiares, procedimientos quirúrgicos, estudios diagnósticos, substancias, productos farmacéuticos, vacunas, dietas, dispositivos, descartables, microorganismos, anatomía, etc.

Así se obtienen claros beneficios en la atención del paciente, donde los profesionales pueden tomar decisiones con información completa y legible y se simplifican los procesos administrativos al facilitarse la integración de los sistemas de turnos, recetas, órdenes médicas, etc.

Desde este mes se ha disponibilizado para Argentina la base de fármacos, lo que favorece la integración de los sistemas de HCE y prescripción electrónica, además de que permite un mejor análisis de la interacción entre un diagnóstico, un fármaco y los distintos registros médicos de una persona o de la población, ofreciendo datos relevantes para la investigación clínica, la identificación temprana de problemas de salud y las respuestas a los cambios en las prácticas clínicas.

En Omnia Salud utilizamos un servidor terminológico para identificar el lenguaje natural del profesional - incluso al usar jergas o acrónimos - y codificarlo con un vocabulario de salida que permita codificar y unificar el texto ingresado, utilizando la nomenclatura de SNOMED CT.

Si querés más información sobre la Historia Clínica Electrónica basada en problemas y cómo funciona, descargá la guía gratuita.

Si querés recibir más noticias de salud digital, ¡Suscribite a nuestro Newsletter o contactanos!

Omnia Salud

Written by Omnia Salud

Contáctenos

¿Quiénes somos?

Expertos en Salud Digital, acompañando a instituciones médicas a transitar el camino a la transformación digital de sus procesos clínicos.

Suscribirse al Blog